Hitler parte1 Experiencia de vida en la tierra (13/24)

Experiencias personales con los demonios

Me coloque a mi mismo como esta luz, la luz que se convertirá en la destrucción de los sistemas, de las creaturas del mundo que han creado par si mismas. La aplicación de la luz llegue a conocerla una noche cuando estaba a punto de irme a dormir. Tenía alrededor de 11 años, confortablemente cubierto con una cálida y suave cobija, una suave almohada apoyando mi cabeza y una vela encendida sobre una pequeña caja colocada junto a mi cama.

Me volví consciente de una presencia en mi cuarto, abrí mis ojos y junto a mi cama había una creatura. Sus ojos estaban justo a la altura de los míos, no viéndome a mí, sino dentro de mi, estaba viendo a través de mi, dentro de mi como escudriñando cada pulgada de mi cuerpo con sus ojos.

Sus ojos eran rojos, obscuros y agresivos con una profunda confusión: su presencia era la de un absoluto anhelo, limitado a una existencia de buscar solo por comida para por un momento saciar su eterna hambruna. Solo me enfoque en la fuerza de vida que soy, como una esfera de luz dentro de mi destellando, me enfoque, concentrándome en mi mismo como la luz que existía dentro de mi como yo.

La última cosa que quería era que este “no digno de vida”, descerebrada, enferma e infectada creatura me envenenara. Mientras hacia esto, miraba a esta cosa y parecía perpleja, confundida mientras veía dentro de mis ojos, las profundidades de mí ser y en un momento después de la confusión se dio la vuelta y se alejó, no…, huyo. Desapareció en un momento como una brizna de humo, desapareciendo en el aire.

Mi única protección contra estas creaturas era mi luz, mi fuerza vital, quien yo soy. Y ellos corrieron, hombre vaya que corrían cuando me acercaba a ellos, ni siquiera podían estar en presencia de la luz que resonaba dentro de mi como yo.

Y así recorría las calles caminando entre creaturas y bestias que mas tarde aprendía que eran llamadas demonios y de este momento en adelante me referiré a ellos de esta forma. Demonios. No fui capaz de hallar libros o escritos que confirmaran o me apoyaran para la razón de sus existencia y su procedencia.

Los libros hablaban de los ángeles y demonios y todo lo que podía ver eran demonios – por todas partes. No había escapatoria de este lugar, esta plaga demoniaca infecciosa de la existencia, creando una incurable enfermedad, un malestar caminando y moviéndose como las personas a mí alrededor. Era obvio para mi que tendría que levantarme – yo soy la cura. La penicilina de las personas que están enfermas por la enfermedad llamada demonios y sistemas.

Era el hombre más peligroso con vida. Todo lo que te he presentado hasta este momento, es lo que comprendí hasta la edad de los 17 años. A través de observaciones, mirando, viendo mi mundo, la existencia. Nada mas importa sino encontrar la forma de derrocarlos y destruir esta realidad, esta falsa existencia que ellos, los demonios y los sistemas hicieron realidad. Yo no hice esto real, eso es seguro, sin embargo estaba dentro de ella.

Lo que existía dentro de mi no existía fuera de mi, lo cual no tenia sentido. ¿Si el reino de Dios/ Cielo existe en el hombre, entonces seguramente debe estar en alguna parte como una experiencia manifestada en la que de hecho vivo y me experimento a mi mismo dentro como estoy existiendo en este mundo? Este mundo no es el reino de Dios/Cielo – esto ha quedado claro para mi desde la temprana edad de los 8. Este mundo no es la creación de la imagen y semejanza de Dios – eso también esta claro. No tengo escapatoria de esta ilusión imaginaria horrorizante mundo de sueños, excepto…, cambiarlo por mi mismo – y divertirme mientras lo hago.

Lo vi como un reto, teniendo la edad de 17 años, el resto de las usuales actividades tales como: deportes, mujeres, sexo y alcohol no me interesaban y gracias a mi querida enfermedad por ello ya que no podía en realidad.

Agradecimientos mas allá de la descripción de las palabras se tornaron rebosantes en mi cuando me di cuenta que mi enfermedad era de hecho una de las razones que me salvaron de las garras de los demonios. Ellos regularmente me cazaban como buitres esperando por mi para entregarme y darles acceso a mi tal como participar en sentimientos y emociones.

Yo, muchas veces tuve la sensación de que estaban esperando por mi para culpar a Dios o a alguien por mi constante lucha, para tornarme enojado – no lo hice. Jamás lo hice y jamás lo hare, me prometí a mi mismo y usando la gratitud como mi fuerza para llevarme cada día, para jamás darme por vencido.

La fuerza dentro de mí creció hasta tal estabilidad; que me volví la fuerza, absoluto, inamovible, incambiable, inquebrantable, una roca que se levanta por toda la eternidad. Los demonios se comunicaban conmigo amenudo, hablando absolutas calumnias, prometiendo y maldiciendo – Reía mientras los escuchaba hablar tales palabras intentando e interrogándome para darme por vencido, sabía exactamente lo que estaban intentando hacer. Solo reía como reía de su lamentada excusa para existir. Y a través del tiempo, me dejaron solo, percibiéndome no ser un problema para ellos y mí objetivo, mi plan, mi escape como para todos de su mundo desconocido, inclusive para ellos.

Ellos fueron los primeros en darse por vencidos por tratar de desmayarme, desorientarme – los ignoraba, cosa que los embravecía aun mas. No tenían poder o control sobre mi – ni siquiera con sus palabras, mi poder siendo aquel del permiso. Si les hubiese dado permiso para llegar a mi, afectarme, o reaccionar en cualquier forma – habrían tenido acceso a mi.

Gracioso como cuando me acostumbre a ellos a través de mis observaciones como un niño, aprendí de ellos y me asegure de entender como ellos existían completamente. Primero debes llegar a conocer a tu enemigo antes de planear un ataque. Los demonios eran inconscientes de mis observaciones y espionajes por bastante tiempo y solo a la edad de los 17 se volvieron conscientes de mi presencia desde la perspectiva de comunicarse conmigo.

Espiar es lo que hice y me asegure de permanecer desadvertido para ellos hasta que el momento llego donde ellos me confrontaron y como he dicho, lo hicieron, pero sus esperanzas y sus egos fueron arrastrados por la lluvia por mi no participación. Reacciones – especialmente refiriéndome a sentimientos y emociones que crean heridas abiertas en las cuales la primera gota de veneno y a partir de ahí empiezas a morir mientras el sistema fluye por tu cuerpo físico, desde la sangre fluyendo, en la totalidad de tu ser y lo toma por completo. Crea la plataforma en la cual los demonios preparan su festín, beben y comen hasta que no eres capaz de seguirles proveyendo con las sustancias necesarias que sostienen su existencia.

Permanecí silencioso, observador, claro, aquí, sin pensamientos, ni emociones o sentimientos moviéndome. Yo era nada, lo cual muchas veces otras personas me informarían, es lo que los hacia humanos, siendo los sentimientos y las emociones, justificando tales expresiones como el auto-definido ejemplo de quien cada persona es. No era capaz de hablar con nadie acerca de mis descubrimientos, lo que observe – sabia que probablemente seria llevado a una institución de alguna clase donde me drogarían con químicos para asegurarse que hacerme permanecer callado cuando hablase la verdad.

Cordura, demencia, ¿Cuál era el significado de tales palabras? Ante los ojos de las personas seguramente seria catalogado como demente, también ante los demonios, los sistemas una vez dándose cuenta que estaba en el camino que los dirigiría a su destrucción. De acuerdo con las personas, se encuentran cuerdos. Para mi, yo era la única persona cuerda en mi país en ese tiempo, el país entero y la gente dentro de ella estaban dementes, dirigidos a la locura por las voces que corren por sus cabezas y que siguen, los pensamientos que perciben ser ellos mimos.

Anuncios

Un pensamiento en “Hitler parte1 Experiencia de vida en la tierra (13/24)

  1. Porque dijiste que no hay mas traducciones ? esta no la conocia y sigue siendo de mucho apoyo. Las firmaciones que el hace, eran las preguntas que yo le hacia a mama cuando veia en las calles de mi pueblo seres tirados en las aceras llenos de heridas y moscas sobre sus heridas, seres de todas las edades y la respuesta era muchas veces una reprimenda. Es cierto lo que afirma. Este mundo nunca ha sido una creacion de una imagen y semejanza de dios , siempre encontraba una contradiccion en lo que ensenaban. Lo que si encuentro real, es que nosotros y este mundo, es el resultado de lo que somos, creadores de un dios corrupto y vengativo, hecho a nuestra imagen y semejanza. Nunca creamos un dios benevolo y amoroso que quiciera lo mejor para todos, sino un dios egoista, peleonero, lleno de odio y de rencor no solo hacia sus semejantes sino hacia si mismo. Eso es lo que somos como dioses creadores. Todavia sigo preguntandome por que, Hitler no tenia implantados los sistemas de conciencia de la mente; en que momento de su vida los tuvo, aunque fue seguramente cuando comenzo a sentir odio hacia los que hizo sacar del planeta, esa fue la puerta y el permiso que dio para que todos los demonis entraran y se alimentaran de el. En otras palabras todo el odio y el rencor que nosotros mismos le enviamos ya que somos uno e igual a el. Bueno …ahora el se libero y muchos otros; nos toca a nosotros seguir su ejemplo haciendo el trabajo que nos ocupa. Sofia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s